Caminos de Ronda - Pro Loco Loreto

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Los caminos de ronda son unos de los aspectos menos conocidos de la Basílica; estos elementos arquitectónicos típicos de castillos y fortalezas son una de las peculiaridades de la Basílica, que es una de las pocas iglesias-fortaleza en Italia. Los caminos de ronda fueron cerrados por más de 500 años hasta el 2000, cuando se abrieron al público en ocasión del Jubileo. Muchos fueron los visitantes que aprovecharon de la reapertura para visitar la parte superior de la Basílica y para gozar del precioso panorama que une a la vez collados, mar y montañas.

La construcción de los caminos de ronda empezó en 1485, cuando ya la Basílica se estaba construyendo, con la finalidad de defender el Santuario y sus tesoros de los piratas sarracenos. El encargo de responsable fue dado al principio a Giuliano da Maiano (obra suya es el torreón nordeste); pero en realidad fue Baccio Pontelli, ingeniero general de las Rocas pontificias en la Marca de Ancona, a terminar la obra. El cambió el proyecto de da Maiano realizando un camino de ronda sobresaliente, apoyado en unos arquitos en ménsula: una solución típica del Renacimiento que junta la eficiencia militar con un refinamiento de las formas dando al Santuario un aspecto suntuoso y elegante. Para acceder a los caminos de ronda, conocidos como Le Rocchette, el visitante necesita subir 80 peldaños al final de los cuales gozará de una vista estupenda que incluye el Monte Conero, la costa adriática al este, las montañas a oeste..

Regreso al contenido | Regreso al menu principal