Historia y tradiciones - Pro Loco Loreto

1993-2018
25 años
de presencia
Pro Loco "Felix Civitas Lauretana"
1993-2018
25 anni
di presenza
Vaya al Contenido
Info Loreto > Para ver
Loreto es un pequeño pueblo de la provincia de Ancona en Las Marcas, región de Italia central. Está situado a 127 metros sobre el nivel del mar sobre un collado, entre los rios Potenza y Musone y domina el Mar Adriatico. El pequeño y precioso pueblo de Loreto es un común de 18 km² de extensión que cuenta una población de casi 13.000 habitantes. El pueblo nació en seguida a la construcción del Santuario y se desarrolla alrededor de este.
La Casa de la Virgen María custodiada en el Santuario tiene solo tres muros (los mismos que ahora es posible ver en Loreto) , el cuatro nunca existió : la casita estaba en efecto arrimada a una cueva excavada en una roca, que ahora está guardada en la Basílica de la Anunciación de Nazareth. Para proteger la Santa reliquia, el Santuario de Loreto y los espacios externos fueron pensados y construidos como si la iglesia fuera una fortaleza. Este es uno de los raros ejemplos en Italia de Iglesia-fortaleza renacentista.

Siempre con el objetivo de defender la Casa de la Virgen fue realizado un camino de ronda o adarve cubierto y pendiente, construido sobre unos cartellas salientes. El camino de ronda, un proyecto empezado por Giuliano da Maiano y terminado por Pietro Ambrosini con la ayuda de Baccio Pontelli, se desarrolla a lo largo de la estructura. La tradición popular cuenta que en 1291, cuando los Cruzados abandonaron definitivamente la Palestina, la Casa de María fue transladada "por misterio angélico" a Iliria (Trstat) y más tarde a Recanati hasta que entre la noche del 9 y 10 de Diciembre llegó a Loreto.

En principio la Casa fue apoyada en un collado, precisamente en una calle pública donde habìan muchos arboles de laurel (del nombre Lauretum nació posteriormente Loreto). Hasta el día de hoy en las campañas de Las Marcas se sigue celebrando esta noche conocida come "la noche de la Llegada", en italiano "la Venuta"; en esta noche se encendian pequeños fuegos (los famosos "focaracci") para iluminar el camino de los ángeles y de la Virgen a Loreto. Es exactamente por esto " vuelo milagroso" que la Virgen de Loreto es ahora reconocida como la patrona de la Fuerza Aérea Militar Italiana.

Hoy, después de varios estudios cumplidos y gracias a los documentos descubiertos, se puede afirmar que las piedras sacras fueron salvadas de la segura destrucción y traidas a nosotros por los Cruzados. Los Cruzados, ya expulsados de la Palestina, se sirvieron del mar y trajeron la Sagrada Reliquia en un barco. Los autores del milagroso salvamento fueron muy probablemente los componentes de la Famila Angeli, de origen bizantina y Señores del Epiro. Los estudios arqueológicos conducidos sobre las piedras de la Santa Casa confirman su origen palestino. En efecto éstas fueron realizadas según una técnica usada a la vez por los Nabateos, un pueblo confinante con el pueblo hebreo, y en el resto de la Palestina. Sobre las piedras es posible ver unas 60 pintadas, todas muy parecidas a los hebreos-cristianos del siglo II-V encontradas en Tierra Santa, en particular en Nazareth. Las excavaciones arquelógicas realizadas en el terreno subyacente a la Santa Casa demuestran que la Casa no tiene efectivos cimientos y està apoyada en una calle pública, todo eso podría afirmar la leyenda popular del transporte milagroso. Las dificultades técnicas y arquitectónicas demuestran que las dimensiones de los tres muros de la Casa corresponden con las de la cueva en Nazareth.

Desde el principio la casa fue un sitio de veneración para los habitantes de los pueblos de los alrededores; hay documentos que comprueban la presencia de peregrinos desde los primeros años del siglo XIV. Los trabajos para la construcción de la Basilica empezaron en 1469 por voluntad del Obispo de Recanati, Nicolò delle Aste, que quería la realización desde cero de la iglesia para que fuera maravillosa y grande, digna de la Virgen. El primero planeamiento arquitectónico se acercaba al estilo gótico internacional de origen veneciana y es probable que fue un proyecto de Marco Cedrino. En 1482 Giuliano da Maiano llegó a Loreto para completar y reforzar la iglesia. Da Maiano era un artista bastante famoso de la época y pertenecía a la escuela de Brunelleschi. La instalación renacentista del complejo arquitectónico es suya aunque no se exclude la colaboración de otro grande arquitecto de la época: Francesco di Giorgio Martini.
En el mismo tiempo se construía el Palacio Ducal de Urbino que es considerado el símbolo cívico y laíco del Renacimiento. Urbino es una ciudad en el norte de la región, a una hora y media de Loreto, por eso muchos artistas de la época trabajaban en ambos sitios. Loreto, con su nueva reliquia, estaba lentamente volvíendose una ciudad importante y necesitaba nuevos espacios de acogida para visitantes de todos los tipos: el Palacio Apostólico fue construido con este objetivo. Esto externamente se parece a un muro inaccesible, mientras que la parte interior está decorada meticulosamente y elegantemente.
Papa Julio II envió Donato Bramante a Loreto para "diburar cosas magnas" y él proyectó la ágora: tres brazos debían construirse para así cerrar la plaza donde estaban ya la Basilica y el Palacio Apostólico; pero el tercero brazo (a sur) nunca se terminó y el proyecto es hasta hoy incumplido. Entre tiempo el pueblo crecía y Papa León X, preocupado por su seguridad, ordenó la construcción de una grande muralla (1518-1521). Con el Papa Sisto V se elevó de un grado: de pueblo a ciudad y diócesis. El Papa la definió "Felix Civitas lauretana" (1586). Para aportar mayor prestigio a Loreto Sisto V ordenó un ampliación del territorio cíudadano más allá de la muralla, llamada:" adición" o "burgo sistino". Desafortunadamente el ambicios proyecto nunca se llevó a cabo, de El solo nos queda el "Montereale", es decir la cuesta hacia arriba (colle F.lli Brancondi) que conecta Loreto a Recanati.

Siempre con le objetivo de defender la Casa de la Virgen fue realizado un camino de ronda o adarve cubierto y pendiente, construido sobre unas cartelas salientes. El camino de ronda se desarrolla a lo largo de la estructura y fue un proyecto empezado por Giuliano da Maiano y terminado por Pietro Ambrosini con la ayuda de Baccio Pontelli.

La tradición popular cuenta que en 1921, cuando los Cruzados abandonaron definitivamente la Palestina, la Casa de María fue trasladada "por misterio angélico" a Iliria (Trsat), y más tarde a Recanati hasta que entre la noche del 9 y 10 de Diciembre llegó a Loreto.

En principio la Casa fue apoyada en un collado, más en específico en una calle pública donde habían muchos arboles de lauro (del nombre Lauretum nació en seguida Loreto). Hasta el día de hoy en las campañas de Le Marche se sigue celebrando esta noche conocida como “la noche de la Llegada”, en italiano "la Venuta"; en esta noche se encienden modestos fuegos (los famosos "focaracci") para iluminar el camino de los ángeles y de la Virgen a Loreto. Es exactamente por este "vuelo milagroso" que  la Virgen de Loreto es ahora reconocida como la patrona de la Fuerza Aérea Militar Italiana.

Oggi, a seguito degli studi compiuti ed ai documenti ritrovati, si può affermare che le "sacre pietre" vennero salvate dai crociati da sicura distruzione e trasportate per mare, su di una nave, dopo la cacciata dei cristiani dalla Terra Santa. Gli autori del miracoloso salvataggio sono stati, forse, i componenti della famiglia di origine bizantina Angeli, Signori dell'Epiro.


Hoy, después de varios estudios cumplidos y gracias a los documentos descubiertos, podemos afirmar que las piedras sacras fueron salvadas y traídas a nosotros por los Cruzados, que así evitaron una posible destrucción. Los Cruzados, ya expulsados de Palestina, se sirvieron del mar y traer la Sagrada Reliquia en un barco. Los autores del milagroso salvamento fueron muy probablemente los componentes de la Familia Angeles, de origen bizantina y Señores del Epiro. Los estudios arqueológicos conducidos sobre las piedras de la Santa Casa confirman su origen palestina. En efecto éstas fueron realizadas según una técnica usada a la vez por los Nabateos, un pueblo confinante con el pueblo hebreo, y en el resto de la Palestina. Sobre las piedras es posible ver unos 60 graffiti, todos muy parecidos a los hebreos - cristianos del siglo II-V encontrados en Tierra Santa, en particular en Nazareth. Las excavaciones arqueológicas realizadas en el terreno subyacente a la Santa Casa demuestran que la casa no tiene efectivos cimientos y está apoyada en una calle pública, todo eso podría afirmar la leyenda popular del transporte milagroso. Las dificultades técnicas y arquitectónicas demuestran que las dimensiones de los tres muros de la Casa corresponden con las de la cueva en Nazareth.
Desde el principio la Casa fue un sitio de veneración para los habitantes de los pueblos de los alrededores; hay documentos que comprueban la presencia de peregrinos desde los primeros años del siglo XIV. Los trabajos para la construcción de la Basílica empezaron en 1469 por voluntad del obispo de Recanati, Nicolò delle Aste, que quería la realización ex novo de la iglesia para que fuera maravillosa y grande, digna de la Virgen. El primero planeamiento arquitectónico se acercaba al estilo gótico internacional de origen veneciana y es probable que fue un proyecto de Marino di Marco Cedrino. En 1482 Giuliano da Maiano llegó a Loreto para completar y reforzar la iglesia. Da Maiano era un artista bastante famoso del tiempo y pertenecía a la escuela brunelleschiana. Suya es la instalación renacentista del complejo arquitectónico, aunque no se exclude la colaboración de otro grande arquitecto de la época : Francesco di Giorgio Martini.
En el mismo tiempo se construía el Palacio Ducal de Urbino que es considerado el símbolo cívico y laíco del Renacimiento. Urbino es una ciudad en el norte de la región, a unas ora y media de Loreto, por eso muchos artistas de la época trabajaban en ambos sitios al mismo tiempo.
Loreto, con su nueva reliquia, estaba lentamente volviéndose una ciudad importante y necesitaba nuevos espacios de acogida para visitantes de todos tipos: el Palacio Apostólico fue construido con este objetivo. Este externamente se parece a un muro inaccesible, mientras que la parte interior está decorada meticulosa y elegantemente.
Papa Julio II envió a Loreto a Donato Bramante para "dibujar cosas magnas" y él proyectó la ágora : tres brazos debían construirse para así cerrar la plaza donde estaban ya la Basílica y el Palacio Apostólico; pero el tercero brazo (a sur) nunca se terminó y el proyecto es hasta hoy incumplido. Entre tiempo el pueblo crecía y Papa León X , preocupado por su seguridad, ordenó la construcción de una grande muralla (1518-1521). Con el Papa Sisto V  Loreto se elevó de un grado : de pueblo a ciudad y diócesis. El Papa la definió "Felix Civitas Lauretana" (1586). Para aportar mayor prestigio a Loreto Sisto V ordenó un ampliación del territorio ciudadano más allá de la muralla, llamada : "adición" o "borgo sistino". Desafortunadamente el ambicioso proyecto nunca se llevó a cabo, de él solo nos queda el “Montereale",es decir,  la cuesta hacia arriba (calle F.lli Brancondi) que une Loreto a Recanati.

Regreso al contenido